La Cueva del Cíclope Imagen de cabecera rotativa

La manta mágica

Erase una vez un caballo que podía volar gracias a su manta. Su jinete se llamaba, Carlos el rey de Costaluna. Un día salieron a cabalgar, y en una de estas, zas, se echó a volar. Carlos no sabía lo que pasaba. Era muy divertido. La  gente se quedó asombrada. Carlos creía que era un sueño pero no era verdad, volaba.´

Al siguiente dia salieron a cabalgar y pasó lo mismo. El no sabía qué era la manta, y un dia, al caballo se le cayo la manta, y Carlos  la cogió  y voló.  Entonces descubrió que era la manta, y todas las noches desde entonces salía a volar.

Dejar una respuesta