Archivo de la etiqueta | canciones

El lince Ramón

linceramonEs una canción de Kiko Veneno sobre un lince ibérico al que le capturan para colocarle un microchip.

Desgraciadamente, a  Ramón le sucede lo que a muchos otros de su especie que atraviesan las carreteras cercanas al parque de Doñana.

Escucha la canción y sigue la letra:

 

Es un gato grande, con los ojos grandes,
que al mover la cola transmite emoción.
De largas patillas con sus zapatillas
da un salto muy grande y entra en acción.

Corre tras su presa como una persona,
y si se le escapa pronto la abandona.
Se ha desayunado una liebre hermosa
y un buchito de agua de la charca rosa

Es el lince Ramón,
es el lince Ramón.
Allá va el lince Ramón.

Siempre solitario por su itinerario
va muy silencioso nunca llama la atención.
Tiene mucha vista y es gran velocista.
A pesar de todo está en peligro de extinción.

Le pone la oreja a todo lo que asoma.
Ten cuidado lince es la Blanca Paloma.
Una mañanita con su bella estampa
iba por el coto y cayó en la trampa.

Le pusieron la inyección,
es un momento no duele ná.
Le pusieron Ramón,
y un transmisor en el collar.

Se despierta el lince, no ha pasado nada,
gracias por la nueva vida regalada.
No perdamos tiempo que ésto son tres días.
¿Dónde te has metido tú, lincesa mía?

Detrás va el Doctor con una cajita
donde numerada guarda su caquita.
El laboratorio da los resultados:
lo que tiene el lince es que se ha enamorado.

No me diga usted princesa
que a mí sólo me interesa
lo que a todos los demás.

Que soy un gato rumbero
y mi rumbo es que la quiero,
que la quiero de verdad.

Allá va el lince Ramón,
y le hace el corazón
bip-bip-bop-bop.
Es el lince Ramón
y le hace el corazón
bip-bip-bop-bop.

Un día de mayo con su Seat Rayo
va a ver a su novia el conductor Don Ramón.
Pa Matalascañas iba dando caña
y en ese momento se cruza el lince Ramón.

Del fatal encuentro, ya estaba cantado,
se les fue la vida a los enamorados.
Ya acabó la historia de los dos Ramones,
y ahorita tú mismo saca conclusiones.

0