Archivo de la etiqueta | Capitán Calzoncillos

Los mayores están majaretas

majaretas

Es una lectura del libro de Dave Pilkey El capitán Calzoncillos y la dramática aventura de los engendros del inodoro malva.

Entérate por qué Jorge y Berto piensan que los mayores están majaretas:

Siempre se ha dicho que las personas mayores se pasan los dos primeros años de vida de sus hijos intentando hacerles andar y hablar… y los dieciséis años siguientes intentando que se sienten y se callen.

Bueno, pues lo mismo sucede con lo de ir al retrete. La mayor parte de los mayores se pasan los primeros años de la vida de un niño hablando con entusiasmo de pises y cacas y de la importancia que tiene que el niño aprenda a hacer sus pises y sus cacas en el retrete, como la gente mayor.

Pero una vez que los niños dominan el arte del retrete a la perfección, les prohíben terminantemente volver a hablar de pis, de caca, de retretes y de cualquier cosa que tenga que ver con ellos. De repente, todo eso se considera ordinario y grosero, y deja de premiarse con elogios, galletas y zumos de frutas.

Un día eres el rey de la casa porque has hecho caca en el retrete como un chico grande, y al día siguiente estás sentado en el despacho del director porque has dicho “¡Vaya plasta!” en clase de Conocimiento del Medio (que, si os interesa mi opinión, es el sitio perfecto para decirlo).

Probablemente os estaréis preguntando: “¿y por qué harán eso los mayores? ¿Por qué aplaudirán una cosa un día y la castigarán al día siguiente?”.

La única respuesta que se me ocurre es que los mayores están completamente majaretas y hay que evitarlos en todo momento. Quizá alguno de vosotros tenga la suerte de encontrar algunos poquísimos mayores en quienes pueda confiar, pero estoy seguro de que todos coincidiréis conmigo en que hay que andarse con mucho ojo con casi todos los mayores casi todo el tiempo.

Hoja de trabajo
0

Cómo hacer un fliporama

Si has leído alguna vez algún libro de la serie del Capitán Calzoncillos, te habrás fijado en los fliporamas, esas páginas que al pasarlas rápidamente dan sensación de movimiento.

En este vídeo, el dibujante y autor de los libros, Dave Pilkey, explica cómo hacer fliporamas. Sólo necesitas una hoja de papel y un lápiz o rotulador. Fíjate., y sigue los pasos para hacer tus propios fliporamas :-)

La secuencia tiene que tener dos movimientos: dibuja el primero en la parte interior de la hoja. Después, calca en la parte de fuera todo lo que no quieres que se mueva, y dibuja todas las partes que se moverán. Cuando pongas en marcha el fliporama, parecerá que la escena está animada.
En realidad, los dibujos animados funcionan así, pero con más dibujos. Para imitar el movimiento real, los dibujantes emplean 24 imágenes por segundo de película.

0