Toros en Candás

Con el permiso del Cantábrico y la autoridad competente.

En esta historia te proponemos viajar a los años 70 del siglo pasado para conocer cómo eran las corridas de toros en la dársena del puerto de Candás. Estos festejos alcanzaron bastante fama, y aparecieron como curiosidad en guías de turismo de la época, y en el famoso NO-DO; el noticiero documental que se emitía en los cines antes de las películas.
Precisamente del NO-DO están sacadas las imágenes que puedes ver en el vídeo. Corresponden a tres fragmentos de los años 1970, 1971 y 1974.

Fue en 1924 cuando empezaron las corridas de toros en la playa, durante las fiestas del Cristo. Los dos primeros novillos se trajeron en tren desde Salamanca, y fueron transportados desde Veriña a Candás en un camión de la conservera Albo. La plaza se improvisaba colocando carros, vallas, y las lanchas de pesca para cerrar la dársena.

Se cuenta que el primer toro, llamado Jabonero se escapó por el lado de la mar, y hubo que continuar la corrida al día siguiente.

Los toros en Candás eran una mezcla de charlotada, o corrida cómica, y también toreo en serio. Muchas de las figuras de la época participaron en Candás, con el permiso del Cantábrico y de la autoridad competente, como se decía en los programas de fiestas.

Hace unos veinte años, la fiesta de los toros candasina fue poco a poco en declive, y al igual que en otos sitios de España, fue perdiendo interés y popularidad, hasta desaparecer completamente de los festejos de la villa.