Muyeres de la Paxa

El duro trabajo de la mujeres de la mar.

Hasta mediados del siglo pasado, la mayoría de los habitantes de Candás se dedicaban a la pesca y a los trabajos relacionados con ella. El trabajo en la mar era muy duro, tanto para los hombres, como para las mujeres.

sardina800

Embarcación de Candás pescando sardina con red de cerco.

Los pescadores madrugaban mucho, y a menudo tenían que soportar el mal tiempo, en embarcaciones de remo y vela, para traer el pescado a casa. Más tarde llegaron los vapores, y las condiciones del trabajo mejoraron algo.

Cada especie tenía su temporada de pesca. Por ejemplo, durante el verano se pescaba el bonito o la sardina (como puedes ver en la imagen de arriba), y por el invierno se dedicaban al besugo o la merluza.

descargando02

Trainera descargando sardina en el puerto de Candás.

Cuando los hombres llegaban a puerto, empezaba el duro trabajo para las mujeres, que cargaban el pescado en cestas y lo llevaban sobre la cabeza, caminando muchos kilómetros para venderlo por la calle y por los pueblos de los alrededores. Iban gritando y cantando su mercancía: ¡A lo vivo!… ¡Sardines vives!… para llamar la atención de la gente que estaba en sus casas.

muyerex

Mujeres en el puerto. Cuadro de José Gutiérrez Solana.

Si no podían venderlo todo en Candás, iban andando por todo el concejo. Lo llevaban en la cabeza porque era el sitio más cómodo para llevar la paxa, que es como se llama a ese tipo de cestas. Eran anchas y de poca altura para que el pescado no fuese amontonado y así no se estropease. Por eso se las conocía popularmente como les muyeres de la paxa.

muyeres02

Muyeres de la mar, en un momento de descanso.

Este durísimo trabajo apenas se valoraba en su momento. En la actualidad, y como homenaje a estas mujeres, la calle en la que está nuestro colegio lleva el nombre de Muyeres de la paxa.

2 Comments on “Muyeres de la Paxa

Comments are closed.